Manifiesto de escritores

Tengo mucho que aprender de éste manifiesto. Escribo y sigo escribiendo. Tengo un libro y he participado en otros. Mas sigo en el camino. Sigo aprendiendo. Sigo luchando. Sigo resistiendo. Pues aún hay obstáculos que vencer, para poder no sólo vivir cuando escribo, sino vivir de lo que escribo. De momento estoy enfrascada en la rutina de la oficina, haciendo lo que el jefe diga, aunque no sepa lo que pide. Asalariada, sí, pero soñando, evadiéndome en letras que salen en los espacios y tiempos libres, en esos saltos relativamente cuánticos en los que me sumerjo, para alcanzar los objetivos, para seguir construyendo algo solido en el oficio de existir, de vivir, de escribir, el oficio de escritora que decidí seguir.

Alejandra Inclán

Listo para imprimir

Manifiesto de los escritores que sólo quieren escribir

Dirigido a las generaciones y generaciones de hombres y mujeres escondidos en oficinas, desperdiciando su tiempo, haciendo trabajos que cualquiera podría hacer mejor que ellos. A los que nacieron para otra cosa: para escribir.

No tengo que ser famoso ni haber publicado.
Para ser escritor sólo necesito escribir.
No voy a desperdiciar mi vida en una oficina para algún día retirarme y hacer lo que siempre he querido: escribir.
Escribo ahora y vivo de mi oficio.
Voy a mandar a la chingada al que me diga que no se puede vivir de escribir.
No tengo que morirme de hambre para ser un gran artista.
Promocionar y vender lo que escribo no me hace una puta.
El ego no me sirve para escribir. Escucho y aprendo.
La vida es muy corta para pasar mucho tiempo sin escribir.
La vida es muy corta para escribir sobre cosas que no me importan.
No me escondo del rechazo. Acepto los golpes. Presumo las cicatrices.
Escribir es un acto salvaje. No voy a convertirlo en algo estéril que complazca al status quo.
Escribir ilumina. No voy oscurecerme para gustarle a los poetas malditos.
Escribo para conectar. No para aislarme en mi pedestal.
No escribo por las becas ni los premios ni para cogerme a nadie.
Nadie va a descubrirme y no voy a convertirme en una leyenda.
No soy una leyenda.
Nunca seré una leyenda.
Escribo para el presente, no para ser inmortal.
Escribo todos los días.
No le tengo terror a la página en blanco.
Escribo aunque no confíe en mí ni tenga idea de lo que estoy escribiendo.
Escribo aunque no sepa escribir.
Escribo aunque esté aterrado.
Escribo aunque haya cien mil escritores mejores que yo.
Escribo con rabia.
Escribo con amor.
Escribo con ternura.
Escribo con terror.
Escribo.
Escribo.
Escribo.

http://manifiesto.tintachida.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s