10 libros que hayan marcado mi infancia/adolescencia

1.-Caballo de Troya, de J. J. Benítez. Cuando oí a un tío mencionar de un libro donde se narra que EU construyó una máquina del tiempo y viajo a los tiempos de Jesús para saber la verdad, no pude menos que quererlo. Siempre he sido fan de las historias que tengan que ver con viajes en el tiempo y también soy fan de Jesús, él es mi principal Súper héroe. Mi papá me compró el primero en el 89 si no me equivoco, y en el 2016 leí el último Caballo, el 9. Imaginen, 27 años para ver la conclusión de una de las sagas que más controversia ha causado sobre la imagen de Jesús. A partir de éste libro no volví a ver a Dios y a Jesús de la misma manera que me los presentaban en la iglesia, los vi como realmente lo soñaba e imaginaba, simplemente el AMOR en toda la extensión.

1

2.-La pirámide sumergida en el triángulo de las Bermudas, de Marcus Silverman. A los 12 años tenía una obsesión con las pirámides y el triángulo de las Bermudas y cuando vi éste libro quise saber que me podía decir. Cuenta a manera de artículos, como unos exploradores encontraron una pirámide en esa zona, con dimensiones muy parecidas a la pirámide de Keops. Claro en los años ochenta nadie lo creyó, y ahora en el siglo XXI se encontró que sí existe una estructura piramidal en esa zona.

2

3.-El poder de las pirámides, de G. Pat Flanagan. Como dije, tenía obsesión por las pirámides y en este libro encontré cosas que hablaban de algo más de pirámides, hablaba de energías, como el Ki, el Tumo, Kundalini y otras más de diferentes culturas míticas, aparte de cuestiones matemáticas en las pirámides, como el número Pi y el Phi. Aprendí muchas cosas ahí.

3

4.- Hipnosis, Dr. Brian Roet. Otra de las cosas que me atraían sobremanera era el poder hipnotizar a alguien. Cuando vi este libro no dudé en comprarlo. Sin embargo, me desilusionó, porque se enfocaba en la auto hipnosis. Estaba equivocada, porque este libro me ayudó a descubrir muchas cosas de mi psicología, lograr una auto hipnosis en mí y descubrí algo de mi ser que tenía muy oculto dentro de mí.

4

5.- ¿Murió Jesús en cachemira?, de Siegfried Obermeier. Este libro llegó a mí antes de Caballo de Troya. Jesús, me llamaba mucho, quería saber más de él y desentrañar su misterio. Este libro fue el comienzo de esa búsqueda sobre la verdad de él. Búsqueda aún continua, pero que hoy día se ha nutrido muchísimo. Hoy sé más de él, quiero seguir sabiendo de él.

5

6.-Misterios de los grandes encuentros, de Nigel Blundell y Roger Boar. Ovnis, mirar al cielo, buscar vida extraterrestre. Un documental llegó a mí: Ovnis, un mundo nos vigila. Me cambió mi visión, ¡había seres en otros planetas! Lo creí ciegamente y esa curiosidad que se despertó en mí me hizo encontrar este libro donde se recopilan muchos casos famosos, desde el avistamiento de Kenneth Arnold en los sesentas, hasta los supuestos ovnis que se describen en libros como la biblia.

6

7.-Grandes enigmas, de Nigel Blundell. En la misma línea del anterior, pero es una recopilación de muchos casos misteriosos, entre ellos el del Mary Celeste, que hasta al día de hoy no tiene una explicación satisfactoria. Todo lo extraordinario era lo que buscaba y quería. De tanto llegué a un punto en que me volví escéptica. Luego por años estuve así hasta que hace poco, sin buscarlo regresé a estos temas, mas de una manera diferente, más madura y con una búsqueda objetiva y no tan cegada.

7

8.-Las profecías de Nostradamus, de A. Galloti. Claro, siendo fan del misterio no podía faltarme serlo también del vidente más grande de todos los tiempos: Notradamus. Este libro no era el que yo quería, el que deseaba era uno que tenía todas sus profecías ordenas en centurias, en francés y traducidas, pero costaba 50 pesos y no quisieron comprármelo, esto en los ochentas, serian como 500 pesos de ahora. Ya luego me tuve que conformar con este otro que estaba desactualizado, pues hablaba que Nostradamus predijo el fin del mundo cuando el cometa corriera, y el autor situaba que posiblemente eso ocurriría en 1986 cuando el cometa Halley se viera. El libro lo tuve en mis manos en el 88 o en el 89, en otras palabras, o el fin del mundo había ocurrido y no me di cuenta, o el autor se equivocaba en su interpretación. Claro, opté por lo segundo.

8

9.-A pesar de todo… ¡Qué linda es la vida!, de Enrique Chaij. Este libro adventista llegó a mis manos porque lo sustraje sin pedirlo de los libros de mi abuelita, que es adventista. Ella tenía muchos, muchos libros de esta clase y yo me los leí todos. Este me dejó una huella muy especial, porque sus historias tocaron mi corazón y me hicieron querer aprender más de la vida, del lado humano. No era superación personal chafa, era mostrar un modo de vida donde la felicidad puede buscarse si se tiene confianza en Dios. Yo tengo confianza en Él.

9.-

10.-Juventud en éxtasis, de Carlos Cuauhtémoc Sánchez. Sí, fui de esas personas que se fascinaron con este señor y lo que escribía, pero no se preocupen, ya lo superé. Éste libro lo vi y lo que me llamó la atención fue la portada y el título. Lo compré. No tenía ninguna referencia anterior de él, nada de nada. Lo leí y me gustó. Creo que era la primera vez que leí una novela de ese tipo. Creo que leer “literatura industrial” no es malo, lo malo es quedarse sólo con ella y no conocer otros escritos más profundos y vivificantes.

091015-novela-portada

Como pueden ver, en mi infancia-adolescencia, no leí LITERATURA, mis intereses eran otros. Ver y rememorar todo lo que leí en aquella época me hace ver cuánto he evolucionado como lectora y sé que seguiré haciéndolo.

Y tú, ¿tienes o quieres hacer tu lista?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s