Ya no están (cuento)

Por: Alejandra Inclán

La habitación está fría. El vacío se muestra denso, una bruma no deja mover ni un dedo, ni un sentimiento. Todo se ha paralizado. Quiero tiritar y no puedo. Una palabra pronunciar, y no logro hablar. Una lagrima derramar, y se seca antes de abandonar mi lagrimal.

Se han ido. Se van. Me quedo. Injustamente me quedo. Debería estar semitranquila por mi permanencia y no puedo.

Por dentro me estoy desmoronando. Hay personas que entran en tu vida, otras que salen y unas que te las arrebatan. Ya no están. No las veo. No puedo bromear. No sonreímos. No peleamos. No llenamos el vacío.

La densidad ha crecido y los extraño. No sabes cuánto puedes querer a alguien hasta que ha desaparecido.

Imagino sus figuras.  Las proyecto fuera de mi mente. Ahí, en sus lugares… y la neblina acaba por difuminar lo que ya no existirá.

Estoy rota. Esto acaba. Todo acaba. Creí que yo me iría de ellos o ellos marcharían por su propio pie a posibilidades mejores. No. Como peones han sido comidos, dejándome en jaque.

Toca cambia. Nada permanece. Ni siquiera esta situación amarga. Hoy los desaparecieron ellos. Mañana, quizás conmigo lo hagan.

Un día más, al menos un día más.

walkers-486583_960_720

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s