Reseña #Libro: Campeón gabacho

Campeón gabacho (Aura Xilonen, 2015) cuenta la historia de Liborio, un chico mexicano que vive como ilegal en Estados Unidos, a quien una serie de situaciones lo conducen al boxeo.

El personaje llega a ser salvaje, brusco, impaciente, inocente y bastante bueno para soportar golpes y para darlos. El lector que no le gusta la violencia puede llegar a odiarlo de principio. Y esto no es malo, al contrario, quiere decir que su autora logró crear un personaje que nos toca, el cual página a página vamos entendiendo. “Liborio es como un animalito”, declara la autora en algunas de sus entrevistas, y así se va desarrollando, aprendiendo a confiar y a no siempre usar los puños para salir de sus problemas.

Liborio no tiene identidad, apenas y sabe partes de su origen y ni siquiera sabe su edad real. En Estados Unidos logra trabajar en una librería, donde se la pasa peleando con su jefe, ambos discutiendo y diciéndose palabras fuertes, llenas de sarcasmos y doble sentido, aunque no con un afán de ofenderse de verdad, simplemente así construyeron su relación de jefe y empleado.

Es desde esa librería que ve por primera vez a “La Chivata”, una chica que le roba toda su atención. Gracias a acontecimiento  empiezan a llegarle varios giros en su vida, donde la librería cierra, pierde contacto con su patrón, se queda sin un lugar para vivir, y termina en muchos líos que pudieron no serlo, si no tuviera ese carácter tan explosivo.

La historia, aunque es la misma, se divide de manera entrelazada para mostramos el transcurrir del personaje desde su enamoramiento en la librería y su vida previa antes de emigrar, así como esos tremendos diálogos con “El Chief”, su patrón.

Y sí, hay amor en esta novela, sin embargo, más que ello, vemos una evolución en Liborio, quien va comprendiendo que no es el único que lucha por sobrevivir, que hay más y que quizás él puede dar un poco de sí por los demás.

Entre las cualidades que más destacó el jurado del premio Mauricio Achar, donde esta novela fue ganadora (2015), fue su uso del lenguaje, que no se siente como un “spanglish”, sino como un “ingleñol”, término asignado por los organizadores del concurso. También destacaron el tema de la emigración y el lenguaje provinciano, que la autora tomó de su abuelito (quien fue inmigrante y boxeador).

Con apenas 19 años (en el 2015), Aura logró una gran primera novela, con un tema que no pareciera propio de una chica de su edad, demostrando con ello que los jóvenes tienen mucho que contar, historias con un trasfondo. Jóvenes que como ella se nutren de lo que le contaron sus padres o sus abuelos, que aceptaron la disciplina de realizar algo productivo desde niños; Xilonen escribía a sus padres en México desde Alemania (donde vivió algunos meses), por órdenes de su tía, con lo que se hizo un hábito de escritura, reflejado en sus letras.

Lo que puede parecer una novela predecible en un punto, da giros al ritmo de las respuestas agresivas de Liborio, de su desconfianza y de su gran corazón. ¿Cómo terminó como boxeador? Con honestidad, llegó de una manera diferente a lo imaginado y adelantarlo sería quitar mucho del encanto del libro.

Si lees Campeón Gabacho no sólo sentirás que la novela gana por puntos, sino también puede terminar asestándote un poderoso nocaut.

Campeón gabacho ha sido traducida a ocho idiomas, entre ellos el francés, inglés, danés, italiano, alemán y chino.

z22218097Q,Aura-Qilonen-i--Jankeski-Fajter-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s