Reseña #Libro: Distancia de rescate

¿Cuál es la distancia ideal para poder salvar a un niño de un posible peligro? ¿Qué tan lejos podemos permitirnos dejarle alejarse? ¿Hay un hilo invisible que nos permite sentir una tensión cuando el infante se aleja demasiado? Para Amanda sí, ella le llama: “Distancia de rescate”.

Amanda y Nina llegan a un pueblo lejos de la ciudad, un lugar donde parece ocurrir algo extraño, donde la distancia de rescate parece no ser segura por muy corta que sea, porque hay un mal invisible que puede intoxicar a cualquiera. El veneno parece estar por todas partes y al parecer se refleja más en los niños.

Es de esa manera que David, el hijo de una mujer que conoce Amanda, es afectado, teniendo que ser atendido por una curandera espiritual. El tiempo se acaba y David deja de ser el mismo. El “remedio”, lo cambió…

Amanda conversa con el pequeño David sin saber qué le pasa, sin saber dónde está Nina. Amanda lucha por entender las exigencias de David, quien le insiste en que le explique varios detalles que la llevaron a estar en un “limbo”, donde se debate entre la vida y la muerte, atrapada por lo que David llama: “los gusanos”. ¿Qué pasó para que Amanda terminara así?

Samanta Schweblin nos presenta una novela corta que puede desesperarnos, llevarnos a querer adelantarnos páginas para saber qué es lo que realmente ocurre. El misterio crece y David no da tregua a desviaciones, Amanda se pierde en sus dudas y en reflexiones que no la conducen a lo más importante.

¿Qué es lo importante?

Si como lector te pierdes sin prestar atención a los detalles, puede que tampoco lo llegues a saber. Al final quizás te quedes con más interrogantes, porque Samanta, al ser cuentista, juega con “lo no dicho”, dejando esa sensación de que al terminar la lectura hay que pensar mucho para desenredar el hilo conductor que Amanda trata de explicar, y que David quiere quede expuesto.

Samanta Schweblin incursiona en la novela corta con un gran acierto, pues el objetivo de inquietarnos y dejarnos tan desorientados como Amanda, lo consigue, pues al cerrar el libro, las interrogaciones siguen surgiendo y el misterio, parece no querer ser resuelto.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s