Monotonía (poema)

Por: Alejandra Inclán

 

Esa dulce y triste monotonía,

que nos abraza y consume,

que no da motivos para vivir,

pero la acariciamos y seguimos.

 

Muchos no quieren dejarla,

prefieren abrazarla;

otros deseamos escapar de ella

y de su veneno llamado conformismo.

Y no encontramos los caminos,

no los encontramos.

 

A veces creemos que se necesita dinero.

No lo creo,

tal vez lo único verdaderamente necesario,

para huir de sus brazos, es realmente quererlo y hacerlo.

 

Todo se resume a la praxis.

El sólo deseo no pasa de serlo,

si no queremos esforzarnos en que se lleve a cabo.

 

Monotonía cancerígena,

¡no permitiré que acabes con mi existencia!

Seguiré huyendo de tu violencia pasiva,

tu presencia estática no será la reina de mi vida.

 

Otras veces te he vencido,

Así que no emitas esa sonrisa.

Sé que siempre volverás,

mas en tu canto de sirena no me atraparás.

 

Hoy disfrutó escribir de ti,

reconocer que existes y ver tu faz.

Escapo de ti. Eres una gran adversaria,

pero hoy, con estas palabras, te vencí.

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s