Reseña #Cine: Sin vagina, me marginan

sinvaginamemarginanafiche-ca-1503708161

Sin vagina, me marginan es una película peruana del director Wesley Verástegui, que a primera vista parece que está “mal hecha”, pero, no todo es lo que parece, porque la historia fue pensada así: burda, absurda, con situaciones sarcásticas, irónicas, cómicas y con muchas verdades entre líneas sobre las prostitutas trans.

A ratos puede parecer que se burla de la situación, y no, el propósito es mostrar tratando de disimular la crudeza de la vida de dos transgénero que se prostituyen para sobrevivir: “La Barbie” y “La Microbio”.

“La Barbie” quiere realizar un sueño y para ello necesita conseguir 30 mil dólares y así le realicen una cirugía de reasignación sexual, porque “sin vagina la marginan”.

Sin probabilidades de encontrar un empleo “normal”, las amigas secuestran a una niña, hija de una funcionario que las discriminó.

No se puede evitar el reírse de lo que va aconteciendo. Incluso puede ocurrir que no percibamos que nos topamos con situaciones límites en la prostitución trans.

Las personas trans se topan con discriminación laboral, social, familiar y transfobia, a grados que algunas no les ha quedado otro método de subsistencia que la calle, donde se ven expuestas a muchos riesgos, no sólo por posibles agresiones de clientes, también  al ser abordadas por gente que pasa droga y las invita a consumir y vender, además de problemas con la policía. Y tal como la “La Barbie” le dice a “La Microbio”: <<¿Y qué nos queda?  No podemos conseguir un trabajo normal porque apenas nos ven nos agarran a escobazos o a palazos >>.

Claro, hoy día muchas personas transexuales han podido ocupar puestos laborales que hace años eran impensables, como en centros comerciales, de dependientes en una tienda o almacén, emprendiendo su propio negocio, abogadas, ingenieras, fotógrafas. Aún con esto, el lograr una vida fuera de los estereotipos laborales para una persona transgénero depende de su ámbito social, cultural y familiar, puesto que el ser humano es un ente social, que necesita una red o grupo en el cual integrarse para desarrollarse, los cuales muchas veces desaparecen de tajo o se diluyen ante a falta de aceptación hacia la persona que decidió transicionar al género donde siente pertenencia.

Por el tráiler de la película puede creer la población trans que se está haciendo una burla a la situación y una remarcación a los estereotipos, lo cual no es así, porque lo que vemos es un método para contar una realidad y presentarla de manera digerible para el público no trans, y con ello acercarlos a ese mundo que sólo se ve desde fuera y que muchos pasan ignorando, o peor, odiándolo.

Una película corta, directa, sin descansos a la acción. Una muestra de que hay otras formas de presentar realidades en la pantalla grande

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s