Justine o Juliette o ninguna de las dos (reflexión)

Por: Alejandra Inclán

Reflexión inspirada en los libros Justine (Los infortunios de la virtud)
y Juliette (El vicio altamente recompensado)  del Marqués de Sade 

 

Voluntad, fuerza ante la flaqueza, espíritu incorruptible, ideales sólidos, delirios por la intangibilidad de los valores.

¿Vale la pena? ¿Por qué no sucumbir al vicio, a la perversión, a la locura, al placer desmedido, al hurto, al “pecado”?

Todo aquello que se aprendió, que nos heredaron, la moral, los traumas, las culpas, las preocupaciones… ¿Vale la pena seguirlos cargando? ¿No es más fácil tirarlo todo y entregarse a la posible libertad de los deseos, los instintos, los estremecimientos, los juegos… el sexo?

No hay respuestas validas, cada quien vive su historia, y carga a cuestas el legado del árbol genealógico ¿Qué debo conservar o qué debo desechar?

Con qué decidiré: ¿mente, corazón, instintos?

Elegiré, y con la voluntad inquebrantable de mi espíritu defenderé lo que he escogido, porque aunque para los demás sea lo “incorrecto”, para mí será lo que he preferido y mientras que en mi ser sea lo correcto no me importará lo que piensen los demás…

Los infortunios de la virtud o el vicio altamente recompensado… o el punto medio, la escala en grises entre los dos. Qué importa que elija yo, lo importante es que sepas en tu interior, qué eliges tú.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s