Quédate (prosa poética)

Por: Alejandra Inclán

 

Entran y salen. Vienen y van. Algunos se quedan, pero luego se marchan y no les vuelvo a mirar.

Así es la angustia de los personajes de mi vida. Mejor dicho, la angustia que vivo día a día por quien tanto significa.

¿Por qué te vas? ¿Acaso regresarás? Me hace falta tu presencia.

Pasan los días y me acostumbro. “Uno se acostumbra a todo”, me dicen por todos lados. Yo no… Sí y no… Es tan pesado esto. Me asusta el que mi corazón se aquiete tan de pronto. El vivir inmunizada sin poder mostrar el dolor que me embarga. ¿Acaso es justo? No lo es. Sin embargo sucede y no sólo unas veces. La cuenta he perdido…

No quiero que tú te vayas. Quédate. Me harías mucha falta. No te alejes, ya no quiero que nadie me deje.

Sé que me veo tan fuerte. Mas soy muy vulnerable, aunque mi semblante parezca una piedra. Perdona mi debilidad. Las reminiscencias pasadas me hacen ser así. Sólo no quiero perder a alguien más. No quiero seguir siendo “la fuerte”. Hoy, sólo por hoy, quiero ser la débil, para que de esa forma te quedes… Quédate, por favor… Quédate.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s