Reseña #Cine: Roma

rome-movie-2

Alfonso Cuarón (director de cine) nos acerca con su película Roma a la realidad de las empleadas domésticas de los años 70s, que no dista tanto con la actualidad, al menos en el matiz de estar siempre en “segundo plano”, y no me refiero a que el personaje de Cleo (Yalitza Aparicio) no tenga el protagonismo, sino que el contexto en que se desarrolla nos muestra cómo cualquier problema de una empelada domestica puede verse pequeño desde la perspectiva de sus patrones.

La historia se desarrolla a principios de los años 70s, retratada en blanco y negro, con lo que enfatiza la época, además de lo cuidado que está el escenario y los elementos que los conforman para sentir la ambientación tal y como fue en la época en que se ubica.

Una de los recursos usados en la fotografía es el uso de paneos de derecha a izquierda, como a propósito, para darnos una lectura diferente a la que estamos acostumbrados, que generalmente es de izquierda a derecha (que también hay paneos así en el filme); es como si la pretensión  de Cuarón fuera que viéramos el otro lado del contexto en el que vive una familia de clase media de aquel México, para así reparar y centrarnos en Cleo, sentir sus sensaciones en ese clima que al principio puede parecer de una familia feliz, pero que en el desarrollo salen los demás detalles. Nada es perfecto.

Cleo no es tratada mal, sólo está un paso atrás de todos en la casa. Observando, pero fuera. Como si no perteneciera del todo. Aún con ello es ayudada en una dificultad y apoyada, sin embargo, sigue fuera.

A pesar de ser una película realista, muestra un par de acontecimientos como presagios de una desgracia, que se suscitan de manera muy puntual y gráfica. Para luego ver rechazo, encuentro, la duda y el daño, que aunque se da en medio de disturbios, lastima de manera silenciosa y fuerte.

Cleo, la que entrega todo, la que calla, la que salva, la que tiene que olvidar sus problemas para atender los de otros. Cleo, una muchacha indígena que dejó su pueblo para poder trabajar.

La colonia Roma es el contexto perfecto para la exposición de esta película, donde el principal drama ocurre dentro, no del seno de una familia, sino del corazón y los pensamientos de Cleo. Yalitza Aparicio hace una excelente interpretación del personaje, así como también Marina de Tavira, quien coprotagoniza la película.

Ah, y pongan atención a los aviones, que parecen decir de forma simbólica lo lejos que estamos de comprender a los otros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s