Me gustas más cuando te veo sonreír (reflexión)

Por: Alejandra Inclán

 

Me gustas más cuando te veo sonreír, cuando tu presencia me ilumina, tomas mi mano y me tranquilizas, borrando todo lo malo.

Me gustas más cuando te veo sonreír, cuando tu faz serena me dice que has olvidado  todo sufrimiento y que ese amargo trance que tuviste hace muchos años ha terminado, aunque año con año tengamos que recordarlo.

Me gustas más cuando te veo sonreír. Eres como el niño que le da alegría a su madre cuando esta sufre y se desespera por lo que le pesa. Y al mismo tiempo eres paternal y protector, derramando en cada gesto amor.

Me gustas más cuando te veo sonreír, porque me recuerdas que no debo estar triste, que siempre conmigo estarás, que me abrazarás y que con tus palabras me harás descansar.

Me gustas más cuando te veo sonreír, porque lo haces con todo tu ser, principalmente con tus ojos, donde veo lo profundo de nuestro universo.

Me gustas más cuando te veo sonreír, porque esa imagen me acompaña y nada a mi alrededor la empaña.

Me gustas más cuando te veo sonreír, porque sonrío también, porque restableces mi alegría y comprendo lo que has hecho en mi vida.

Perdona que te hable en términos tan humanos, pero cómo obviar que también lo fuiste. Me es más fácil sentirte cerca, cuando te visualizo así.

Sonríe siempre, por favor, te lo pido. Innecesariamente te lo pido, pues sé que tú siempre tienes a flor de piel la sonrisa que cada uno necesita. Gracias por ser el hijo de Dios. Gracias por ser mi Señor.

JESUSSONRIENTE-e1351101645676

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s