Consejos para autores que buscan editorial

En la red social Twitter me encontré un hilo muy interesante, de una editora de libros, los cuales conjunté y comparto aquí. Todo es de su autoría. Dejo su cuenta y el link para acceder al hilo original.

ary92NeQ_400x400

Cuenta de Twitter:

Loulou @loulourevisited

Hilo original:

Ay, nadie me quiere publicar mi libro

 

Los que dicen «Ay, nadie me quiere publicar mi libro, el mundo editorial es una mafia», ¿se plantean alguna vez que a lo mejor es que su libro, ni editándolo, es bueno? No sé, chiquilines, nadie es buen juez de su propia obra.

Los que dicen «Pues me voy a autoeditar porque mi libro lo vale y ningún editor me comprende», ¿se han planteado que un libro que se somete sólo al criterio de su autor tiene CERO garantías de ser bueno?

Les voy a dejar unos consejos para autores que buscan editorial por el bien de ustedes, el bien de nosotros los editorzuelos y el bien del universo.

Primero, infórmense de qué editoriales tienen una línea que case con su obra, no manden el manuscrito a lo loco a todas partes y menos en cc. Tenemos una editorial de ensayo y nos mandan cualquier cosa, hasta poesía erótica, con copia a El barco de vapor.

Segundo, pasen el corrector ortográfico, por dios, por la virgen y todos los santos del cielo. Si un editor abre un archivo y lo primero que ve es un «Avía una ves», ya hemos terminado la conversación, señor, suélteme el brazo.

Tercero, si ven que en la página de la editorial se especifica que no aceptan manuscritos, no los manden. No es no, queridos míos.

Cuarto, escriban un mail personalizado para cada editorial a la que manden su manuscrito, no sean cutres. Cuenten por qué han pensado que a esa editorial les podría interesar su libro, demuestren que se han informado sobre ella.

Quinto: preséntense un poco, tampoco escriban el Pentateuco pero sí hablen un poco de su trayectoria, de por qué han escrito ese libro, de por qué creen que debería publicarse. Algo breve, conciso y a ser posible que no sea ni un acta notarial ni un monólogo de stand up de ésos.

Sexto: no nos cuenten jamás que el libro le ha encantado a sus amigos, a su madre o a su cuñado Raúl, porque no es un criterio válido, sobre todo porque los amigos y algunos cuñados, no todos, pueden haber mentido para no herir sus sentimientos.

A las madres les gustan hasta los mocos de sus hijos, así que a no ser que sus madres sean Cármenes Balcells redivivas, su criterio no cuenta.

Séptimo: en caso de que les acepten el manuscrito, sean abiertos y humildes con las propuestas de edición; lo importante es el libro y que alguien lo corrija primero y otro alguien lo edite después no es sólo necesario sino garantía de su valor.

El libro tiene que pasar por varias manos y muchos ojos. Es señal también de que ha sido querido y mimado por más de una persona y además siempre, siempre, hay gente que sabe más que ustedes o que yo. Siempre.

Octavo: no sean impacientes ni pesados. Si no les contestan, piensen en que la persona que recibe los manuscritos seguramente tiene mucho trabajo y no se dediquen a preguntarle si lo ha leído ya una y mil veces. Si el libro tiene posibilidades, les escribirán.

Está feo decirlo, pero a lo mejor su libro o su mensaje son tan horripilantes que por eso no les contestan, aunque lo normal es que por lo menos haya un acuse de recibo. Si no lo hay, no insistan.

Octavo bis: sean especialmente cariñosos y buenitos con las editoriales pequeñas, en las que lo normal es que una o dos personas hagan todo el trabajo a pulmón.

Noveno: si les dicen que no, recuerden que la persona que les contesta estará siendo amable con ustedes, ergo, no se crean a pies juntillas nada elogioso que se diga en el mail. No les van a decir jamás que mejor dejen de escribir y se dediquen a la marquetería aunque lo piensen.

Décimo: si una editorial les pide dinero para publicar su libro, corran. Si a la editorial le interesa el libro, se las arreglará como sea para publicarlo. Pagar por publicar CACA. Siempre. Esto es así aunque no les guste oírlo.

Undécimo, les tienen que pagar a ustedes por publicar su libro, chiquilines. Es un trabajo. Lo normal es pagar un adelanto de las regalías. No acepten un «Bueno, como ya te publico y existe tu libro, no te pago». NONONONONO.

Último y más importante: no crean ser una de las hermanas Brontë o Ursula K LeGuin o el Bolaño o el Proust del siglo XXI porque no, no lo son. Las posibilidades de que sean un genio literario escondido son de 1 a 3 millones. De todas formas, NO HACE FALTA.

PROPINA: Obviamente, si lo que quieren es publicar a toda costa y les trae sin cuidado saber si su libro es bueno o no, tienen editoriales a las que les importa un comino la calidad de los textos o que publican libros pagados por el autor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s