El ciclo (cuento)

Por: Alejandra Inclán

Abrí la ventana y mi gato se asomó. «Se está acabando el mundo», le dije ante la tormenta. No le importó y de un salto salió. Entonces comprendí y lo seguí. No te escondes del fin del mundo. Se acepta…

Y acabo todo, hasta que millones de años después toqué las mejillas de un bebé nacido de una pareja con brillo de inteligencia. Yo ya no era humana, era el viento que atestiguaba el retorno de una humanidad a la Tierra.

El ciclo se volvía a repetir y la tormenta caería, ahora ante un sol rojo, más frío y agonizante.

Y así como a mi antepasado, nadie escuchará mis alaridos, nadie prestará atención cuando el nuevo fin esté cerca.

La carne los hace sordos, y mi lenguaje antiguo y espiritual, sólo los gatos lo entenderán…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s