Acerca del libro Diversidad(es)

Por: Alejandra Inclán

Fue grato toparme con la convocatoria de la conformación de una antología que pretendía conjuntar minificciones de tema LGBTTI+, y sobre todo que estuviera abierta para que participaran escritoras y escritores hispanos de América y España, y no sólo invitados, puesto que es un tema que requiere de muchas voces para expresar lo que varias personas tenemos que decir.

No es fácil escribir temas lésbicos, trans o gays, porque las personas que estamos dentro de la diversidad hemos vivido distintas particularidades que el común de la gente no intuye. Cuando un escritor incluye un personaje diverso en su obra literaria, no lo hace ─por lo regular─ desde la empatía, sino de lo que “cree que es”, cayendo por en los estereotipos más comunes.

En la actualidad, las personas que estamos dentro del colectivo, ya sea que participemos de manera activa o no, hemos dejado de ser invisibles, la gente ya percibe que existimos, sin embargo, lo que sigue siendo invisible para ellos son nuestras historias, y esto pasa porque no son las vivencias de todas, de todos.

Pero a veces surgen proyectos que permiten acercar lo que tenemos que contar, ya sea desde lo personal o ficcional, y es de esta manera que Diversidad(es) nace.

Las minificciones son en sí un golpe aún más certero del que mencionaba Cortázar acerca del cuento, porque por su naturaleza nos dejan secuelas que repercuten en nuestras cabezas, pudiendo alterar nuestra percepción y pensamiento con tan pocas palabras. Tal es su contundencia. Por ello, creo que este ha sido el mejor formato que se pudo escoger para una antología de este tipo, y lo digo por experiencia propia, yo que estoy dentro de la diversidad aún siento las emociones vividas en cada palabra, la manera de expresarlas, plantearlas, los giros que ocurren en la última línea. Muchas de estas historias duelen, provocan indignación, tristeza.

¿Algún día cambiará esto? Sí, va a pasar, esta obra literaria no sólo muestra penas, es un boleto a la esperanza, un medio para despertar la empatía que antes mencionaba, es un sistema de posibilidades. Me gusta creer en lo posible, sobre todo si el engranaje ya se puso en movimiento. Claro, este no es el único esfuerzo que se ha hecho, otras voces se han levantado, en otros libros, otros medios, no obstante, hay que celebrar que hoy se puedan poner estos escritos de manera gratuita al alcance de un clic.

Mi deseo es que muchas personas dejen de darse de golpes para creer que deben encajar, y decirles que así están bien, siendo como son, sintiendo como están sintiendo. Que dejen de existir niñas martillo que se golpean la cabeza para perder la memoria, pensando que con el olvido el mundo se compondrá.

Sé que sucederá. Déjenme soñar sin culpas con las Diversidad(es), por favor. Gracias.

Descarga la antología aquí

La Niña Martillo

ALEJANDRA INCLÁN*

Supieron de sus golpes por el retumbar de la pared.

—¡¿Por qué azotas tu cabeza en la pared?! —preguntó la mamá de la niña.

Ella se quedó muda, mirándola. Con sus 4 años no sabía cómo explicarlo.

—Quiero tener amnesia, perder la memoria… —dijo muy quedito.

La familia enloqueció en especulaciones cuando la mamá les contó. A un tío le dio gracia y le puso un sobrenombre, el cual no le agradaba a la niña. Le hubiera gustado mejor que le dijeran Niña Martillo. Pero no. A nadie se le ocurrió preguntar por qué golpeaba su cabeza en la pared, lo cual siguió haciendo cuando no la veían.

Nunca perdió la memoria. Nunca olvidó las ropas que no le gustaban. Se pegaba porque pensaba que si olvidaba que había nacido como niño, podrían verla por fin como una niña.

Un día cayó desmayada y su tío fue quien la levantó.

—No aprendes, Marro —le dijo cuando despertó.

Ella abrió los ojos. Seguía recordando, y le dolía que su tío le dijera Marro y no Niña Martillo.

Así continuó su vida, creciendo sin que le llegara el olvido, golpeando muchas paredes que nunca atravesó; con dolor, no en su cabeza, sino en su corazón.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s