Sutil como tus saltitos (poema)

La vida es muy frágil, sutil como tus saltitos, cotidiana como tus esperas fuera de mi puerta cada amanecer, imprevista como tus ataques a mi persona desde tus escondites.   Me dolían tus mordidas, pero más me está doliendo tu partida, mi niña, mi compañera, mi gata, mi Arya.