Querida y húmeda novia (prosa poética)

Por: Alejandra Inclán   Me llega tu murmullo. La luz amarilla de la farola de la calle se complementa con el azul de ese cielo que deja de ser noche. Podría oírte por horas, contemplarte, correr afuera a abrazarte, y sonrío dándome otra vez vuelta en mi cama. Sigues tocando a mi ventana. Me agradas….