Desde la oficina: “Llegué al viernes”

Por: Alejandra Inclán   Llegué al viernes. Quisiera estar feliz y no puedo. Quizás sea esa voz existencialista en mi cabeza que me grita que esto es apenas un suspiro en mi largo recorrer del mito de Sísifo. Es viernes y no estoy feliz. No pienso en los amigos, en la salida, en el cine,…

Se me olvidan los nombres (prosa poética)

Por: Alejandra Inclán Se me olvidan los nombres, se van borrando, desaparecen de la memoria. Mis labios parecen querer pronunciarlos, pero no llegan a lograrlo. Se me han esfumado. Pasan los años. Ya no soy la de ayer. La que recordaba hasta el color de la ropa que traía cada persona a la que conocía….

Querida y húmeda novia (prosa poética)

Por: Alejandra Inclán   Me llega tu murmullo. La luz amarilla de la farola de la calle se complementa con el azul de ese cielo que deja de ser noche. Podría oírte por horas, contemplarte, correr afuera a abrazarte, y sonrío dándome otra vez vuelta en mi cama. Sigues tocando a mi ventana. Me agradas….

Del cuaderno de Alicia, entrada 0

Me pesa la soledad de la ausencia de mis tiempos, mis libertades, de las posibilidades, de las vidas no vividas, de los espacios no visitados, de los senderos no recorridos. Me afecta la falta de pasos a ninguna parte, donde no me esperan, donde nadie sabe mi nombre y nadie percibe la estela que deja…

La escritora llora (prosa poética)

Por: Alejandra Inclán La escritora llora, porque la separan de lo que ama, porque la maltratan y le entierran alfiles en su cabeza. Abusan de ella y no puede llorar. No quiere llorar. Prefiere mantener la apariencia de cordura antes de mostrarse derrotada, porque la derrota le hará caer y ellos pueden que lo interpreten…

¿Extranjera? (prosa poética)

Por: Alejandra Inclán Extranjera, eso dirían los amantes de las barreras, pero los corazones desconocen esas limitantes, pues abrazan aun estando lejos, brincan cuando estás cerca y anhelan cada que un mensaje nos llega. Extranjera, ¿por qué extranjera? Si sé que estás a un vuelo, a un billete de avión, a un pasaporte, a una…

A dónde van los jóvenes cuando mueren (prosa poética)

Por: Alejandra Inclán   A dónde van los jóvenes cuando mueren, por qué se apaga su vida que brillaba con su sonrisa. A dónde van los jóvenes que se fueron dejando tantos sueños, a dónde habrán emigrado con las aspiraciones que cargaban con ellos. A dónde quedaron los años que no han de vivir, los…

Un vestido para él (prosa poética)

Por: Alejandra Inclán   Un vestido para él, para cruzar los pasillos con altives, destacar mis formas, llamar su atención y los pliegues de la tela capturen su mirada. Un vestido para él, hoy que me llamó y me dijo: <<Vamos a vernos>>. Y yo, que hace tiempo lo perdoné, no supe decirle no. Un…

El extraño más triste (prosa poética)

Por: Alejandra Inclán Sólo la brisa marina agita y llena el espacio vacío donde alguna vez te observé sentado, donde tu cabello se alborotaba, mientras el color de tus ojos se perdía con la mar; a veces grises, a veces verdes, a veces azules. Nada será igual. Te observaba de lejos y eras el extraño…

La poesía salva (prosa poética)

Por: Alejandra Inclán ¿Por qué la poesía salva? Porque es más que rima y verso, porque es más que palabras amontonadas, porque lleva parte de mi alma, la cual te entrego. Porque en ella encuentro la fuerza necesaria para levantarme y llorar, cuando todo por dentro parece no funcionar.  Porque en su humilde belleza me…

Llueve dentro (prosa poética)

Por: Alejandra Inclán Abro el paraguas. No llueve. No afuera. Llueve dentro. Mis partes se empapan y yo camino con el impermeable y el paraguas en este día nublado. Los demás me miran  extrañados. Dos sonríen con burla. Los ignoro. Voy empapada. No pueden verlo. El sol para ellos está vivo y yo cubriéndome para…

Hacernos el amor con las bocas (prosa poética)

Deberíamos hacernos el amor con las bocas. Tú pasivamente dejándome extraiga gotas de ti. Yo activa hasta que no tengas nada que pronunciar, para luego dejar que me provoques con tu tacto y fluyan las palabras de la misma manera que las saqué de ti, así, a gotitas, pronunciando palabras queditas, que susurran poéticamente para…

Despertar contigo (cuento)

Me desperté contigo. Inmutable abrí mis ojos. Quise decir algo y mejor decidí no perturbarte. Es tan tierno sentirte en mi espacio, estar despreocupada, sonreír, y tal vez, volver a dormir envuelta en ti. Pero no quiero moverme, acomodarme, darme vuelta o algo más. Me da miedo hacerte desaparecer por mi imprudencia. Así que aguanto…