Nadie huye a su destino (cuento)

Nunca pensó encontrar la muerte en ese lugar tan concurrido. Lejos de su rancho. De sus campos. De esas tierras que arrebató, donde fue el peor de los caciques. Donde aterrorizó a tantos después de huir de la revolución. Odiaba ver tanta gente y no poder gritarles y humillarles. Ser uno más. Hubiera querido decirles…