Almas ajenas (poema)

Por: Alejandra Inclán No recuerdo cuándo empecé a amarte. A través de los siglos viajamos sin encontrarnos, con vidas opuestas, tomando otras bocas como nuestras, haciéndonos almas ajenas. Tu aroma en el aire me recordaba el pasado de donde provenías, donde moriste, donde me olvidaste, donde yo dejé toda esperanza de encontrarte. Coincidimos, no me…