​Dos personas desconocidas (prosa poética)

Por: Alejandra Inclán

No te quedaste conmigo, a pesar que mi esencia se quedó intacta. Sólo me quité la máscara, quedó descubierta mi apariencia verdadera amorfa  y sin forma.

Te perdiste mis últimos años de alegrías, de mi oído sincero que te escuchaba cada noche, en mezclas de tristezas y absurdo existencialismo.

¿Dónde has quedado, hoy que somos tan extraños? ¿Qué rutas has tomado que yo por tu boca no me he enterado?

Te recuerdo, aunque hayas olvidado las canciones que cantamos, las reflexiones a las cuales llegamos, las sonrisas que tanto intercambiamos.

¿Recuerdas qué me querías? No sé, no me digas nada, porque así imagino que no te llegaran mis palabras y que no será por compromiso que te decidas nuevamente a buscarme.

He ganado y perdido, me gané a mí y quizás por años te perdí a ti. Y aunque no lo creas me hiciste falta para resistir en la reconstrucción de mi ser.

¿Volveremos a cruzar miradas? Quizás nos veamos lejos y no nos reconozcamos y tal vez sea porque siempre fuimos dos personas desconocidas.

No, tú a mí no te me olvidas, te extraño algunos días…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s